CUANDO EL RÍO SUENA

CUANDO EL RIO SUENA.jpg

“No somos uno, sino muchos.
Una dispersa multitud de moments que ja no estan ”

El pasado no se acaba nunca.
Viu ocult en un caixó o en el bolsillo d’un vestit o en una tassa de cafè.
Habita en los objetos, en las cosas, en los lugares, y ahí espera a que algún día pasemos junto a él. Però la voluntat és inútil quan es tracta de recuperar-lo.

Entonces, ¿Cómo encontrar aquello que no se puede buscar?

(...)

Interrumpir, prendre un cafè, fer una pausa, olvidar el temps. Parece que quan se quita el fondo ruidoso del presente, el silencio comienza a hablarnos del pasado. Parece que quan no hi ha res que mirar, un comença a veure les coses que ja no estan. Adentrarse en el pasado es recorrer un laberinto.

Per a ell no sirve només gravar, sinó també olvidar.